lunes, 19 de mayo de 2008

EL CHILE: ALIMENTO ANCESTRAL QUE DA SABOR A LOS PUEBLOS LATINOAMERICANOS

Ayer, en la emisión dominical de Haltestelle Iberoamerika/Paradero Iberoamerica (si quieres escuchar el programa en vivo tienes que entrar a la página de Querfunk www.querfunk.de y marcar en el símbolo que se encuentra en la parte superior de audio con las letras live in Internet en los horarios que te indicamos arriba de este blog) nuestra productora Eréndira Estrada abordó el tema del chile. Aquí lo prometido: la receta y todo sobre el chile. Fuente fotográfica de la imagen superior: www.spicelines.com . Abajo, Eréndira en la playa La Barceloneta, después de degustar una crema catalana (sin chile, por supuesto) y gozando de las olas del mar y del sol del Mediterráneo.




EL CHILE: ALIMENTO ANCESTRAL QUE DA SABOR A LOS PUEBLOS LATINOAMERICANOS

Por Eréndira Estrada


Al chile se le conoce por ser típicamente mexicano, sin embargo estudios recientes llevados a cabo por botánicos, ubican su origen sobre todo en la parte sur del continente americano: en la zona andina o al sureste de Brasil.


Se calcula que fue por lo menos hace más de cinco mil o siete mil años antes de Cristo que el chile llegó a Mesoamérica gracias al excremento de algunas aves migratorias que hacían su recorrido hacia la parte norte de América.


Evidencias arqueológicas encontradas en en el valle de Tehuacán, Puebla, (estado ubicado al oriente de la ciudad de México) confirman que los antiguos pobladores ya sembraban el chile y tenían un amplio consumo de este.


Los Aztecas, por su parte, nombraron a este fruto como chilli, en lengua náhuatl y tuvo gran relevancia dentro de la cocina prehispánica, y hasta ahora es ingrediente primordial que da renombre a la comida mexicana.


Fray Bernardino de Sahagún, en su libro “Historia general de las cosas de la nueva España” hace referencia de este fruto como elemento básico en la dieta diaria de los aztecas y ofrece información importante de sus diferentes usos, tanto militar, medicinal, comercial y hasta pedagógico.


Como estrategia militar, este pueblo guerrero quemaba el chile para que desprendiera un humo tóxico que era utilizado para hacer retroceder al enemigo, muy parecido a lo que actualmente sucede cuando se emplea el gas lacrimógeno.


Asimismo, el humo del chile, pero de una variedad menos picosa, era inhalado por los niños, pues se creía que tenía un efecto correctivo en su conducta.


En lo que respecta a la gastronomía, los Aztecas eran amantes de combinar el chile con jitomate o tomatillo para elaborar salsas, llamadas en náhuatl moli, es por ello que hasta nuestros días prevalece dentro de la oferta culinaria el muy afamado “Mole poblano”, que es una combinación de diversos chiles, especias, nueces y chocolate. La preparación de estas antiguas salsas se hacían con un sinnúmero de chiles de todo tipo: suaves, picosos, ahumados, secos, verdes, amarillos, etcétera y que daban una amplia gama de texturas , aromas y colores.


En lo que se refiere a las bebidas, eran muy solicitadas todas aquellas que llevaran chocolate, maíz y chile, llamadas chicacalhuati.


Cabe destacar que el chile es el primer cultivo domesticado en mesoamérica, al cual le precede el del maíz, el frijol y la calabaza, sus principales acompañantes a través de la historia. En el valle de México, se sembraban los chiles en chinampas, que son islas artificiales muy comunes en zonas lacustres de Mesoamérica.


Con la llegada de los españoles, el chile alcanza territorios europeos teniendo gran aceptación dentro de la cocina ibérica, sin embargo, son los italianos quienes le dan un mejor recibimiento, muestra de ello es la pasta diavola hecha a base de peperoncino.


Durante el siglo XVII las embarcaciones europeas dan a conocer el chile a países como Tailandia, Indonesia y la India, en donde rápidamente lo integran a su comida tradicional, sobre todo porque sus climas son óptimos para la reproducción de este: Tanta fue su aceptación que algunos piensan que el chile es originario del continente asiático.


Aparte de darle un buen sabor a la comida, el chile tiene propiedas nutricionales importantes como la vitamina A y C, además de reducir el colesterol; también es un anticoagulante natural y es antioxidante, por lo que favorece el retardo del envejecimiento.


Como dato relevante, es el chile jalapeno el más conocido en el mundo por no ser tan picante y ser, según opiniones de varios comensales, el de mejor sabor.



RECETA DE SALSA ROJA "PICO DE GALLO"

2 tomates (tomates rojos)

½ cebolla

1 Aguacate (Avocado)

Un manojo de cilantro o culantro

½ limón

Chiles verdes (al gusto) pueden ser 5, dependiendo del grado de picor

Sal


Mode de hacerse:


La cebolla, el jitomate y el aguacate se pican en cuadritos. El cilantro o culantro se pica finamente, al igual que el chile. Todo se mezcla en un recipiente o salsera, se le agregan unas gotas de limón y, por último, se le pone sal al gusto.


Esta salsa puede acompanar toda clase de platillos, desde pescados, carnes rojas e incluso como dip para botanas.


¡Buen Provecho!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy chévere lo del aji, es interesante la información, seguro prepararé esa salsa de aji.
Felicidades

Anónimo dijo...

Habe das Rezept ausprobiert, schmeckt ausgezeichnet. :-)
PS: Letzten Sonntag habt Ihr gute Unterhaltung im Radio gemacht, weiter so.

Axel

pepunk dijo...

que buena informacion yo pense que el chile era del contine asiatico.
por otra parte hoy mismo le voy a dar esta receta a mi cocinera para que prepare la salsa.