miércoles, 11 de febrero de 2009

EL CINE LATINOAMERICANO EN BERLINALE 2009

Arriba, gráfico: literatambo. Abajo, gráfico: http://www.berlinale.de/

Este fin de semana se sabrá si la película "Chéri", "The Messenger", "Darbareye Elly" (Irán), "Forever Enthralled" (China), "Storm" o alguna otra sorpresa -de último minuto- se ha hecho con el Oso de Oro en la sección oficial de la 59 edición de la Berlinale. En esta oportunidad la presencia latinoamericana en la categoría principal es escasa ante la gran cantidad de cine que se produce en otras latitudes – gracias al abultado presupuesto con que cuentan. Pero el dinero, gracias a Dios, todavía no se apodera del talento, y por eso nos queda como ejemplo la capacidad cinematográfica que produjo obras como „El chacal de Nahueltoro“, „Dios y el diablo en la tierra del sol“, „La historia oficial“, „ La ley de Herodes”, “ Ciudad de Dios”, “Amores perros” (que costó unos 2 millones de dólares y que recaudó en USA cinco) o “ Rosario Tijeras“, entre otros. Para hacer buen cine latinoamericano hay que ver a Latinoamérica desde adentro y no desde fuera. El comité de selección, tras haber observado más de seis mil películas, sólo ha seleccionado dos en idioma castellano. Pero, lo más importante en estos tiempos de crisis económica, es que Berlín nos ha invitado a ver cine y a escapar de la realidad.


Y a propósito de crisis financiera la película 'The international', dirigida por el alemán Tom Twyker, provocó una serie de comentarios porque el filme trata sobre banqueros delincuentes. En Berlín hay tantas películas en muchas categorias y sólo de las 18 películas que compiten por el premio mayor, hay dos rodadas en idioma castellano: La teta asustada y Gigante. Los actores más internacionales del cine de habla hispana que se acercaron a Berlín fueron, el mexicano Gael García Bernal y el español Sergi López, protagonistas de dos de las películas a concurso: Mammoth, del sueco Lukas Moodysson, y Ricky, respectivamente.


La gran sorpresa en la Berlinale fue el film "Storm" (Tormenta), que aborda el tema sobre un juicio a un criminal de guerra serbio. El director es el joven director alemán Hans-Christian Schmid. La película, rodada en idioma inglés en Sarajevo muestra las dificultades de las investigaciones de una fiscal del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, con sede en La Haya, que busca probar la culpabilidad del sospechoso detenido, un ex militar serbio acusado de haber deportado y asesinado a civiles musulmanes bosnios.

Siete películas de México se han exhibido en la Berlinale en las categorías Panorama, cine de niños y jóvenes y cortos: "Rabioso sol, rabioso cielo" (2009), de Julián Hernández, "Sólo quiero caminar" (2008), de Agustín Díaz Yanes, "Los herederos" (2008), un documental de Eugenio Polgovsky sobre las duras condiciones de vida de los niños en el campo mexicano, y por "Voy a explotar" (2007), de Gerardo Naranjo.Y finalmente el cortometraje "Buenas intenciones" (2009), de Iván Lomelí y "Viaje redondo" (2009), de Gerardo Tort, que participó en una sección que apoya y busca a jóvenes talentos.


Existen más películas de América Latina que fueron exhibidas fuera de la sección oficial. Ver programa:

Ver también el pronóstico momentáneo de los críticos de cine alemanes a través del diario Frankfurter Allgemeine Zeitung: