viernes, 27 de febrero de 2009

UNA SUPUESTA TRAMA DE CORRUPCIÓN CALIENTA A ESPAÑA

Gráfico: haltestelle iberoamerika

El catedrático español de Derecho Administrativo, autor de „El desgobierno de lo público“, Alejandro Nieto, dice que „los partidos políticos generan (en su país) un clima de corrupción tremendo: gastan diez veces más de lo que ganan. Así que la parte más sustancial de sus tesorerías tiene que venir de malos sitios, concretamente, de la corrupción...“ (Domingo.El País. 22.02.2009. Página 5). Ante ese panorama, desde que un juez de la Audiencia Nacional de España empezara a destapar la trama de una supuesta red de corrupción que salpica al principal partido de la oposicón han habido dos reacciones: una, defendiendo la labor de la justicia, y otra, acusando a su representante de prevaricación. En el editorial del 16 de febrero del portal de Libertad Digital se lee que “el Gobierno de España está empezando, como ya hizo Chávez en su momento, a emplear y manejar las instituciones del Estado para perseguir a sus oponentes y adversarios” (1). Opiniones hay para todos los gustos, y, esto ocurre en plena campaña electoral en las Aunonomías de Galicia y Euskadi. Pero lo que es claro, es la existencia de un estado de nerviosismo en el partido investigado, y por otro, la imperante necesidad de que la justicia haga respetar su papel protagónico en un estado de derecho y democrático.


A continuación les colgamos, por su elevada importancia, una serie de extractos de los diversos artículos de opinión sobre el tema de la prensa española de ayer y hoy viernes 27 de febrero de 2009.


El Mundo


GARZON ES UN magistrado que ha puesto el Derecho al servicio de sus intereses y -lo que es peor- de sus fobias personales.Se ampara en los privilegios de la institución que representa para hacer el mayor daño posible al PP, al que ha situado en su punto de mira y nunca mejor dicho.


Un juez indeseable, una querella inútil, una hipótesis grave


Estrella Digital (Pablo Sebastián)


El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, podría ser el jefe político, o al menos haber estado al tanto, de la llamada 'operación Gürtel' (correa, traducido del alemán) con la que algunos han pretendido dinamitar el Partido Popular durante las elecciones autonómicas de País Vasco y Galicia, así como el liderazgo de su presidente, Mariano Rajoy. Utilizando, con aviesa intención, la información secreta obtenida por la Policía Judicial, así como por la instrucción del juez Baltasar Garzón y la Fiscalía del Estado en torno a la trama de la corrupción de Francisco Correa y de los dirigentes y cargos públicos del PP ahora encartados. Un escándalo, por otra parte, estrechamente relacionado, en el tiempo, con otros de espionaje y corruptelas de la Comunidad de Madrid, previamente difundidos por los medios del Grupo Prisa - El País y la SER-, afines al Gobierno, y luego beneficiarios de las violaciones del secreto sumarial del 'caso Gürtel'.


Zapatero y el "crimen político" del PP


Público


Tras cobrarse la cabeza del ex ministro Bermejo, la derecha mediática -encabezada por El Mundo y con el habitual seguidismo de la Cope- y el convulso PP liderado por Rajoy han encontrado en el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón el objeto de sus iras.


Hoy mismo, el director del diario, Pedro J. Ramírez, define a Garzón como "indeseable para cualquiera y sinvergüenza para casi todo".


"Garzón es un juez que pone el derecho al servicio de sus intereses y de sus fobias personales. Se ampara en los privilegios de la Audiencia Nacional para hacer daño al PP", puede leerse en el editorial del periódico, que continúa: "No es un investigador imparcial, asume un protagonismo desmedido, administra la justicia para satisfacer su ego, tiene una serie de fobias y filias que le ciegan y, sobre todo, se cree por encima de la ley [...], el juez se comporta de forma malévola y artera. Interpreta la ley a su antojo y convierte el procedimiento en una tortura contra el partido de Rajoy".


Donde dije héroe digo prevaricador


EL PERIÓDICO (Jueves 25.02.2009)


Se equivocan quienes desde la derecha montaraz apuestan por presentar el sumario abierto en la Audiencia Nacional por Baltasar Garzón sobre una retahíla de casos de corrupción que afectan directamente al PP como un pulso entre el juez, teledirigido desde el Gobierno, y el primer grupo de la oposición. Y yerran porque el intento de montar una nueva teoría de la conspiración, ante la inminencia de las elecciones gallegas y vascas, se caerá pronto por su peso según señalan todos los indicios conocidos acerca de la instrucción.


EDITORIAL: 'La trama alcanza al tesorero del PP'

LA VOZ DE GALICIA jueves 25.02.2009 (Fernando Ónega)


Batalla de altura. De tanta altura, que da vértigo. Todo un partido político con más de diez millones de votos, contra un juez de la Audiencia Nacional. Y todo un juez de la Audiencia Nacional, contra un partido político que puede ser gobierno de Galicia dentro de tres días y de España dentro de tres años. El partido está convencido de la intencionalidad del magistrado y va a por él: le acusa de prevaricación, el peor delito que se puede atribuir a un juez.


Garzón-PP: artillería pesada


EL IMPARCIAL (Luis María Ansón)


Es indecente que un juez, que se presentó como número 2 de las listas electorales del PSOE, instruya un procedimiento relacionado con el Partido Popular.

Es indecente que un juez, que fue Secretario de Estado en el Gobierno de Felipe González, la emprenda contra el partido que le combatió en el Congreso de los Diputados.

Es indecente que un juez, que aspiró abiertamente a ser ministro, se mantenga en sus trece, después de ser recusado, haciendo todo el daño que puede al PP justo en los días anteriores a elecciones tan comprometidas como las de Galicia y las Vascongadas.


INDECENCIA DE UNA ACTUACIÓN JUDICIAL


(1) www.libertaddigital.com

EDITORIAL - La corrupción de la democracia - Libertad Digital