domingo, 29 de junio de 2008

EL CHOCOLATE: ELIXIR DE LOS DIOSES

Por Eréndira Estrada

Cuenta la leyenda que Quetzalcoatl, el dios bondadoso de las culturas mesoamericanas, en especial de la Azteca, regaló a los hombres el árbol del cacao que daría vigor a quien lo consumiera así como grandes beneficios físicos, a partir de ahí se conocería el tan preciado chocolate, vocablo que viene de la lengua náhuatl y significa agua espumosa xoco- espuma atl-agua.

Si bien el árbol del cacao es 100 % americano, aún existe la polémica sobre el lugar exacto de donde proviene, algunas tesis apuntan hacia la selva amazónica, otras al sur del lago de Maracaibo y otras a mesoamérica, pero lo que sí es cierto es que fueron los Olmecas quienes descubrieron esta planta conocida científicamente como Theobroma que significa “comida de los dioses”, y fue hace más de mil 500 anos que se comenzó a saborear el cacao en forma de bebida, pero no como actualmente la conocemos, sino más bien como una forma de cerveza, donde se fermentaba la pulpa del fruto en lugar de los granos, y esto se puede cotejar con los descubrimientos hallados en Honduras de restos de cermámicas. Sin embargo los Olmecas degustaban esta bebida mezclada con especias, chiles, miel y vainilla.

Cabe destacar que el consumo de esta bebida quedó reservada solamente para la clase privilegiada, es decir emperadores, sacerdotes y guerreros, quienes la consumían como un vigorizante natural.

A partir del su descubrimiento esta haba del cacao fue muy apreciada por las antiguas culturas que llegó incluso a utilizarse como moneda y como unidad de medida; se dicen que en tiempos de guerra esta haba también era usada como impuestos en las zonas que eran conquistada, es decir como un tributo de mucho valor. También se llegó a falsificar esta “moneda del cacao” al rellenar la cáscara con barro, pero cuando se descubría el delito se castigaba severamente.

Al parecer el primer europeo en degustar esta bebida fue Cristóbal Colón, quien la llevó a España sin tener gran éxito; pero sería Hernán Cortés, quien después de haber saboreado la bebida al lado del emperador Moctezuma y conciente del verdadero valor del cacao la presenta nuevamente ante la corte espanola y sería a partir de ahí que el cacao iniciaría una historia de globalización.

Fueron los monjes espanoles quienes adaptaron esta bebida al gusto europeo y se dice que la receta se mantenía bajo llave y a nivel de secreto de estado, sólo los monjes sabían cómo hacer del cacao chocolate, después de guardar durante un siglo con recelo el procedimiento de tan cautivadora bebida, los franceses logran obtener la receta gracias a que la infanta María, al casarse con Luis XIV, el rey Sol, como regalo de bodas le entregó la fórmula de preparación de la bebida.

El chocolate llegó a ser la bebida oficial de la corte francesa, y se tomaban en jícaras o pocillos de porcelana, plata y oro.

En Inglaterra también llegó a ser tan popular que se vendía el chocolate en forma de pastillas sólidas y por obviedad el gobierno inglés agregó un impuesto tan alto al chocolate llegando a tener un precio equivalente a tres cuartos de su peso en oro, este impuesto estuvo vigente hasta 1853.

La primera vez que se mezcló el chocolate con leche fue en el ano de 1875 cuando un joven llamado Daniel Peter al querer hacer más cremoso el chocolate le agrega leche sin embargo tiene problemas al mezclar ambos productos, le presenta su idea a Henry Nestlé, quien le anade leche condensada azucarada dando como rsultado el tan afamado chocolate suizo.

Como dato histórico, en Caracas, Venezuela, la noticia más antigua de un local donde se vendiera chocolate es del 21 de agosto de 1838 en el periódico “El liberal”, un anuncio ofrecía “Chocolate de buena calidad, a precio de 2 reales la libra, y marcado con dos sellos al centro".

Durante la segunda guerra mundial el chocolate sirvió como alimento de primera necesidad para los soldados en batalla, a esta porción de chocolate se le conoció como ración D.

Por último, recientes estudios científicos indican que además de todos los valores nutricionales que aporta el chocolate a la salud, se ha descubierto que puede estimular la capidad cerebral, ya que contiene sustancias estimulantes.

Y las más conocidas que son la sensación de bienestar y felicidad, y sobre todo el placer de sentir ese sabor tan particular y exquisito del chocolate.

1 comentario:

berto xxx dijo...

Having fun reading of your blog.


berto xxx